Oración Sangre de Cristo

Oracion Sangre de Cristo

Piensa en esto en tu próxima oración

A veces es difícil encontrar apoyo o consuelo ante situaciones difíciles, al estar posiblemente en juego la familia, los hijos, la pareja, el trabajo, etc.; por eso recurrir a la oración es una de las practicas que más aliviara nuestras penas o pesares, puede ser usada en cualquier momento y su poder ayudar en toda situación que necesitemos.

Las devociones católicas también pueden ayudar en nuestras peticiones, para expulsar los problemas de nuestras vidas, o inclusive para la concreción de milagros en nuestras familias, canalizando el amor y poder de Dios a una obra en concreto.

Consejos para hacer una correcta oración

Que sea un practica cotidiana

Orar debe ser una práctica cotidiana y de preferencia debe realizarse en la mañana, empezando el día; ese habito lograra varias bendiciones para tu hogar y para todas las personas en tu vida, es más, al comenzar a orar podrás sentir una paz o sanación y un alivio a los retos cotidianos más difíciles, ser constante y devotos nos acercara más a nuestra fe y al amor de Dios.

Toda oración cristiana y en especial la oración de la sangre de cristo debido a su significado implica una protección a nuestro ser y nuestras familias, en casos difíciles obra inclusive de manera milagrosa y si las dudas atormentan nuestra alma esta oración puede ser de mucha ayuda, inclusive para el trabajo.

Si eres madre o padre, seguramente piensas: Por mis hijos lo que sea!, entonces esta oración es la mejor forma de expresar ese amor a tu familia puesto que ayudara a tu familia en todo lo que sea necesario.

Si lo que quieres es plenitud y el amor en tu vida, quedaras sorprendida de la paz que se puede lograr con una oración diaria que puede ser corta o larga y servirá para iniciar adecuadamente una comunicación con Cristo, pudiendo decirle prácticamente cualquier cosa, como, por ejemplo: Mi Señor Purificame, puesto que conoces mi ser y sabes que mi devoción al igual que mi fe está profundamente arraigadas en mi alma.

Por eso, a través de la sagrada oración de tu sangre, mi señor, pido que puedas interceder por mi familia, mis hijos, mi esposo para que los problemas sean expulsados y que las personas que pretendan dañarnos sean alejadas de nuestras vidas.

Recuerda que la oración es una tradición

Ya la Biblia menciona que la sangre de cristo pudo rescatarnos del pecado y se constituye en un elemento más de purificación y redención, por ello la iglesia mediante la carta apostólica denominada Inde a Primis emitida por el papa Juan XXIII promueve la devoción y sobretodo el culto a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesús cristo.

Julio es el mes para realizar su celebración, sin embargo, cualquier devoto puede practicar en todo momento su fe y elevar una oración a la sangre de cristo.

Esta oración está representada por el vino según las tradiciones eclesiásticas y más concretamente por la eucaristía como sacramento más importante.

A lo largo del Tiempo ha sido preservada y transmitida por generaciones conservando el amor que encierra y las multitudes de personas devotas se encargan de mantener esta práctica amorosa a lo largo y ancho del mundo.

Pide con humildad

Esta oración permite acercarnos a Jesucristo y su amor, permite experimentar la conexión y comunión plena con Dios, ademas de edificarnos como personas al mostrarnos humildes con el y confiar nuestros problemas, éxitos, anhelos y deseos a su divina voluntad.

Desde otra perspectiva los hijos rebeldes, por ejemplo, pueden llegar a cometer varios errores en mayor o menor medida debido a su rebeldía, pero si en el camino escuchan a sus padres y retoman la senda correcta habrán dado el primer paso para un futuro mejor; por ello de la misma forma toda persona que escuche a nuestro creador con humildad puede retomar el camino correcto y mejorar su vida, por eso esta oración es importante, especialmente para casos difíciles.

Es parte de la obra de Dios respecto a los milagros obrados sobre la tierra, así como las expulsiones de espíritus malignos y otros similares.

Como es sabido, según la Biblia Jesús una vez muerto fue atravesado por una lanza efluyendo sangre y agua del costado de cristo , siendo el agua un símbolo del bautismo, lo cual es asociado a la purificación de nuestros pecados.

La aparición de Cristo ocurrió hace más de 2000 años, de cualquier manera su nombre sigue vigente y es una figura maravillosa a la qué podremos recurrir en cualquier momento de nuestras vidas.

La venida de Cristo para lograr el perdón de los pecados se constituye en el sacrificio máximo que pudo haber realizado el hijo del señor, como prueba de su amor hacia la humanidad, siendo este acto el que dio inicio a una nueva humanidad inspirada en el amor de Dios, conforme a los designios del señor, siendo la sangre y todo lo relacionado a esos eventos motivo de reflexión y contrición.

Respeta la tradición, pero usa tu devoción

Lex orandi, lex credendi “la Ley de la Oración es la Ley de la creencia”. Según la teología, la ley de la oración es un axioma (enunciado que no requiere demostración), por ello toda oración efectuada a Dios, nuestro creador, es una expresión de fe que persiste y subsiste desde tiempos antiguos.

Las oraciones han guiado a la iglesia católica y por tanto demuestran y profundizan la fe en todos los feligreses.

No es necesario ser conocedores de todos los versículos de la biblia o ritos tradicionales para poder profundizar la fe, puesto que con las oraciones es más que suficiente para poder establecer la comunicación fluida con Dios.

Por otra parte, algunas corrientes toman en cuenta que las oraciones son inmutables, pero cada persona en su interior puede reflexionar el motivo subyacente que se encuentra tras cada oración, dejando más clara aun la comunicación con nuestro creador.

Sin embargo, otras corrientes teológicas modernas buscan acercar la fe desde una perspectiva diferente a lo ritual e inquebrantable, con el objetivo de que las personas independientemente de los ritualismos, puedan encontrar en la oración la calma y el alivio inmediato por parte de Dios.

Por ello, tomando en cuenta lo mencionado anteriormente, es recomendable realizar una práctica ecléctica de la oración, es decir conservar las formas y las oraciones tradicionales, pero añadiendo nuestra devoción y plegarias de acuerdo a la situación; es decir que, cuando se pide por salud, se pueda realizar la respectiva oración e iniciar una conversación intima en nuestro interior con Dios.

Mas oraciones